Abdominoplastia

¿Qué es la abdominoplastía y para quien se utiliza?

La cirugía estética de abdomen o abdominoplastía es un procedimiento de cirugía estética para el abdomen muy común entre las mujeres, principalmente después de haber tenido embarazos o haber perdido masivamente peso. También se le conoce como tummy tuck, “la abdomino” o lipectomía abdominal. Alcanza un objetivo que ninguna crema, masaje o aparato pueden obtener. Incluso a pesar de una dieta adecuada y un régimen intenso de ejercicio, estos no pueden restablecer una piel que está holgada, ni tensar los músculos abdominales laxos por los embarazos.

Si tienes un peso ideal, pero con un excedente de piel Pokies y sarah thompson pokies grasa en el abdomen, has pensado en ya no tener más embarazos y deseas volver a tener un abdomen plano, tenso y sin estrías, la abdominoplastía está indicada en ti. Por otro lado en pacientes con sobrepeso también ayuda junto con un régimen nutricional adecuado aunque con resultados más discretos.

Hay distintas variantes a esta cirugía que dependiendo de las necesidades de cada paciente el cirujano plástico puede proponer durante la consulta. Por ejemplo la miniabdominoplastía, la abdominoplastía reversa, abdominoplastía circular y abdominoplastía en conjunto con Lipoescultura. Todas estas son opciones que tienen una indicación precisa y probablemente te propondremos según sea tu caso.

¿Cómo realiza nuestro equipo médico este procedimiento?

Durante la consulta investigaremos por enfermedades que tengas o hayas tenido, medicamentos que tomes o hayas tomado, se te solicitaran exámenes de laboratorio dependiendo tu edad y serán revisados por el Cirujano Plástico y el Anestesiólogo. El día de la cirugía hay que llegar en ayuno, no haber tomado desde 2 semanas antes aspirinas o sus derivados, ni extractos de plantas medicinales, ya que alteran la coagulación y producen sangrado. El anestesiólogo te volverá a revisar y platicará sobre la anestesia, la cual por mayor seguridad y comodidad generalmente es con bloqueo epidural (anestesia desde el pecho hasta las piernas) junto con sedación. O en ocasiones será con anestesia general, dependiendo de cada caso. Antes de pasar a la sala de operaciones el cirujano te marcará la piel en las zonas donde haya que remover grasa. Ya en el quirófano el personal de enfermería esterilizará la piel para reducir al mínimo el riesgo de infección, y una vez anestesiada comenzará la cirugía. En esta se retira la porción inferior de la piel y grasa del abdomen, se reacomodan los músculos del abdomen para que no queden laxos y se estira la piel para dejar una cicatriz que se esconde perfectamente debajo de la ropa interior.

Dependiendo el caso hay veces que no se requiere retirar tanta piel y la cicatriz es más pequeña (miniabdominoplastía), otras ocasiones las incisiones las hacemos circunferencialmente, siempre escondidas debajo de la línea del bikini (abdominoplastía circular) y en otras ocasiones utilizamos la liposucción de áreas vecinas para mejorar el resultado de la abdominoplastía.

La duración en promedio es de 1 a 2 horas y media dependiendo de la complejidad. Al terminar se colocan unos drenajes (2) por 2-3 días por donde saldrá líquido que se forma después de la cirugía. Estos son unas mangueras pequeñas (de menos de 1 centímetro de ancho) que la paciente cuidará y que salen por debajo de la piel y que ayudan mucho a que no haya infección, ni acumulo de sangre o linfa dentro del abdomen.

¿Cómo es la recuperación y cuando se ven los resultados?

Después de finalizado el procedimiento pasaras una noche en el hospital para controlar el dolor el cual es moderado sobre todo si se tuvo que ajustar mucho tus músculos. Ten en cuenta que requerirás de 3 a 8 días medicamentos para el dolor. La herida estará cubierta para protegerla básicamente del polvo. Las enfermeras estarán atentas de la cantidad de líquido que sale de los drenajes. Al día siguiente te levantarás a bañar para posteriormente irte a tu casa a recuperar. Al 2º día empezarás a usar un vendaje que se retira al 4º o 5º día, sin embargo si realizamos la liposucción, tendrás que usar una faja por un mes aproximadamente. La mayoría de las veces usamos suturas especiales que se esconden debajo de la piel, por lo que no necesitan quitarse. Los drenajes se retiran en el consultorio entre los días 2 y 14, dependiendo de cuanto líquido se recolecte diariamente. Puedes deambular en tu casa sin subir escaleras continuamente ni cargar objetos la primera semana. Al trabajo o escuela se regresa a los 7-10 días si es que no requiere cargar con esfuerzo y sugerimos que manejes al volante una vez que ya no requieres medicamentos para el dolor (5-7 días). El ejercicio se puede iniciar a las 4 semanas y los resultados para lucir por ejemplo un traje de baño son al mes de la cirugía. Sin embargo los resultados finales los obtendrás a los 6 meses que es el tiempo que tarda el proceso de maduración de las cicatrices.

En ocasiones después del procedimiento se requiere un retoque de las esquinas de la cicatriz ya que no se logra que se aplane en dichos lugares y se ven pequeñas bolsitas (de 3 cm. aproximadamente) que pueden ser incomodas (orejas de perro). Y aunque mucho depende en parte de la habilidad del cirujano plástico para acomodar la piel, ninguno puede asegurarte que no tendrás esta piel excedente. Este retoque se hace al mes aproximadamente en el consultorio y con anestesia local, pero tendrás que aceptar tener un poco más larga la cicatriz del bikini (4 o 5 cm).

Otro punto de importancia es que la piel del vello púbico se estira y generalmente no es un problema salvo q uses bikinis muy pequeños, lo que en este caso es necesario lo comentes al cirujano plástico para que modifique la incisión y la realiza más abajo.

¿Cuáles son las complicaciones que pueden suceder?

Consideramos necesario siempre informar a la paciente de los problemas más comunes que se pueden presentar. Como en cualquier cirugía, la abdominoplastía no está exenta de que tenga complicaciones o efectos adversos a pesar de cuidar cada paso. En la consulta y antes de la cirugía investigamos el equipo médico (cirujano plástico y anestesiólogos certificados) si existen enfermedades, realizamos un examen físico integral, y revisamos exámenes de sangre y del corazón. Entre más saludable se encuentre la paciente, menos riesgos existirán, y si hay una clara de indicación de no llevar a cabo la cirugía, es mejor posponerla.

La infección de la herida aunque es poco común, podemos decir que es de las complicaciones más frecuentes. La evitamos al máximo, primero cuidando que la paciente tenga un adecuado estado nutricional, utilizamos instrumental estéril y ausente de cualquier microorganismo y finalmente reforzamos todo esto usando una técnica eficaz en la cirugía junto con el uso de antibióticos.

La necrosis de la piel (muerte de la piel) puede suceder si se conjuntan varios factores, primero que nada una cirugía muy agresiva por parte del cirujano en la que despegue en exceso las capas de la piel y por otro lado una paciente que tenga problemas de circulación sanguínea por ser fumadora, diabética u obesa. En este caso lo que sucede es que algunas áreas con el paso de los días se tornan oscuras y acaban por morirse, casi siempre por arriba del pubis. Dependiendo de la magnitud será el tratamiento que va desde esperar a que cicatrice por sí sola, hasta tener que retirar la piel necrosada.

Otras complicaciones son el acumulo de sangre debajo de la piel (hematoma) o de liquido linfático (seroma), que se manejan con punciones y aspiraciones.

Es de suma importancia que estés bien informada de estas y más complicaciones que pueden aparecer las cuales te explicaremos durante la consulta inicial.

Recomendaciones y Tips
  • Asegúrate de acudir con un Cirujano Plástico Certificado, ya que existen médicos de otras áreas que ofrecen cirugía estética a menores costos pero con resultados desfavorables por no estar entrenados en esta área.
  • Definitivamente coloca sobre la balanza el beneficio de remover el excedente de piel y grasa para obtener un abdomen más plano y firme a expensas de tener una cicatriz que se esconderá debajo de la línea del bikini y se desvanecerá con el tiempo, pero que siempre estará.
  • Si aun piensas embarazarte es mejor esperar y no realizar la abdominoplastía, ya que aunque no habrá problema alguno con la gestación, los resultados de la cirugía estética desaparecerán.
  • Recuerda que ningún cirujano puede asegurarte que no se formarán las “orejas de perro” y que si te son molestas se pueden arreglar en el consultorio pero teniendo que alargar la cicatriz unos pocos centímetros más.
  • Calcula que estarás una noche en el hospital, y las molestias serán moderadas por una semana. Prográmate para estar en casa una semana con los drenajes, trabajar a los 5-7 días y poder utilizar un traje de baño de una pieza a las 3-4 semanas.
  • Piensa que el Cirujano Plástico puede sugerirte hacer otros procedimientos en el mismo tiempo, como Liposucción-Lipoescultura de las caderas, levantamiento del busto, o de los glúteos, corrección en los muslos o los brazos, todo en beneficio de mostrar una armonía en tu contorno.
  • No debes tomar aspirina ni derivados ni extractos de plantas medicinales ya que alteran la coagulabilidad. Así mismo informa detalladamente a tu cirujano plástico medicamentos que tomes y enfermedades que tengas o hayas tenido.
  • Si llegara a ver complicaciones, es muy importante para resolverlos una estrecha colaboración con el Cirujano Plástico quien te informará de lo que sucederá y como corregirlo.
  • Considera que es de gran importancia que no te quedes con ninguna duda y que el Cirujano Plástico te aclare cualquier pregunta y estés muy bien informada antes de iniciar la cirugía.
  • Realiza únicamente este procedimiento por Cirujanos Plásticos Certificados y solicita que te muestre sus credenciales para estar segura que es alguien de confianza y calificado.

Si deseas más información o quieres saber cuanto cuesta una abdominoplastia, puedes utilizar nuestro formulario de contacto para comunicarte con nosotros.